Juan Guzmán y sus 105 “Wild-Pitch” en las Grandes Ligas

55 / 100

El “Wild-pitch” es un lanzamiento del pitcher que no es manejable por el receptor y que permite que él o los corredores puedan avanzar a su propio riesgo, a la base inmediata.

Si no hay corredores en las almohadillas, el lanzamiento del pitcher podrá ser todo lo salvaje que se pueda, pero no se sancionará su actuación con un “Wild-Pitch”.

Durante su carrera en las Mayores, Guzmán lanzó en 105 ocasiones, pitcheos que no pudieron ser manejados por el receptor con un esfuerzo ordinarios, y acreditados como “Wild-Pitch” por el anotador oficial, debido a que permitieron el o los avances de uno o varios corredores.

En dos temporadas, 1993 y 1994 fue líder en ese renglón con 26 y 13 respectivamente. Guzmán lanzó por 10 temporadas en las Grandes Ligas.

Después de Guzmán están en ese listado Miguel Batista con 102, Ervin Santana, con 96 (activo), Ubaldo Jiménez, 93
Por ser una falta “exclusiva del lanzador”, al momento de contabilizar las carreras limpias, el avance de corredores por esa infracción, se considera como si fuera sin “error”, por lo tanto, incide de manera negativa en el promedio de efectividad del pitcher.

Después de Guzmán están en ese listado Miguel Batista con 102, Ervin Santana, con 96 (activo), Ubaldo Jiménez, 93; Francisco Liriano, 90; Héctor Carrasco, 85; José Mesa, 75; Edison Vólquez (activo), 74; Daniel Cabrera, 71 y cierra la lista de los 10 delanteros Mélido Pérez también con 71.

El nativo de Manoguayabo inició su carrera en las Grandes Ligas con los Azulejos de Toronto, en la temporada de 1991 y con ese equipo tuvo 88 lanzamientos “salvajes”, 1998 con los Orioles de Baltimore, 12 y cinco con los Rojos de Cincinnati en el 1999.

Acerca de Abel Ureña 11194 Articles
Periodista de Santiago graduado, director de https://notigraficas.com/; un diario digital realizado desde la ciudad de Santiago de los Caballeros República Dominicana con informaciones veraces y siempre actualizadas. Este diario no publica tragedias, muertos, chismes, ni bochinches.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*